Los leones del Congreso de los Diputados

sábado, 13 de mayo de 2017

Detalle de los leones. Año 1853. Foto: Laurent. Biblioteca Nacional de España.

Foto de la que está sacado el detalle anterior.

Fue en mayo de 1834 cuando se decidió utilizar el convento del Espíritu Santo, que estaba en la Carrera de San Jerónimo, como sede para el Congreso de los Diputados. El convento había sufrido un incendio en 1825 y, según decían las crónicas, estaba en muy mal estado.

Aspecto que tenía el Congreso de los Diputados cuando se instaló en el Convento del Espíritu Santo. Año 1849. La Ilustración (BNE).

Por lo que vemos en el único grabado que hemos conseguido encontrar, datado en 1849, la fachada del viejo edificio fue decorada con distintas esculturas y entre ellas ya había dos leones de yeso que custodiaban la entrada al hemiciclo. El pueblo madrileño veía en los felinos la representación de los dos partidos que luchaban por el poder y decían preferir el león que presidía el Alto de Guadarrama.

Proyecto del nuevo Congreso de los Diputados. Web del propio Congreso.

En agosto de 1841 se debatió en el Congreso la conveniencia de hacer nuevos edificios, tanto para el Senado como para el Congreso, que representaran mejor la importancia que tenían y sí las dos cámaras debían de estar juntas en un mismo lugar o en sitios separados. Tras una agria discusión se decidió emprender las obras para el nuevo edificio del Congreso en el mismo sitio que estaba.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando encargó a Narciso Pascual y Colomer el proyecto, cuyas obras duraron desde 1843 a 1850. Con un marcado carácter clásico en el nuevo edificio destacaban sus columnas corintias y el frontón triangular con motivos alegóricos a la política y a la justicia. En los planes aprobados se contemplaban sendas farolas en el inicio de los muretes de los laterales de la escalinata de entrada, no habiendo en el proyecto ningún león en la entrada.

Grabado del Palacio del Congreso, año 1854. La Ilustración (BNE).

A veintiséis días de la inauguración oficial del Congreso, el día 4 de octubre de 1850, se anunció el encargo al prestigioso escultor Ponciano Ponzano de dos leones modelados en yeso para colocarlos a los lados de la escalera de la entrada principal. Debido a las prisas por hacer la apertura, estos leones y el frontón fueron considerados provisionales y, como decíamos, realizados en yeso.

Por suerte en una foto de Laurent de 1853 salen con bastante detalle los leones de yeso, aunque sea a medías. Obsérvese como las farolas entorpecían su visión. Bne.

Durante las revueltas de la llamada Contrarevolución de los días 14 y 15 de julio de 1856 el Congreso fue bombardeado y asediado por las fuerzas de O'Donnell, y uno de los leones resultó dañado, según unos partido por la mitad, y según otros destrozado. El pueblo de Madrid dijo que el artillero debía de ser un entendido en arte y con buen gusto pues intentó quitar de las calles de Madrid al pobre león.

Fachada del Congreso. Año 1863. Foto probablemente de Laurent. Memoria de Madrid.

Hasta finales de noviembre de 1856 no se piensa en reparar los daños ocasionados al Congreso. En un principio para los leones se contempla el hacerlos en bronce o piedra, pero las finanzas no andaban muy bien y fue llamado Ponzano para reparar el león dañado de yeso, siendo repuesto en su lugar a mediados de diciembre. Algún guasón proponía que los leones se hicieran de mazapán para que el pueblo se los comiera lo antes posible, pues poco tenían que guardar los leones y además eran muy feos.

Grabado de la revista Panorama. Año 1863. Bne.

En el mes de diciembre de 1859 se hicieron varios encargos para adecentar de una forma definitiva el Congreso. Así se adjudicó a José Pagnuci la estatua de Isabel I; a Andrés Rodríguez la de Fernando el Católico; a Carlos Luis de Rivera dos cuadros para el salón de sesiones; a Federico Madrazo, Lozane, Germán y Azanar 16 cuadros; y la estatura de Isabel II a José Piquer. Ponciano Ponzano fue encargado de hacer el frontón y Jose Bellver de "dos colosales leones" (1), los protagonistas de nuestra historia, pero esta vez tanto el frontón como los leones debían de ser tallados en mármol blanco para reemplazar a los provisionales de yeso. Sin embargo la burocracia seguía haciendo de las suyas y hasta enero de 1861 no se hicieron definitivamente los pedidos.

Los leones de Bellver en el Jardín de Monforte de Valencia. Foto: https valencialegendaria.wordpress.com

Pero llegado junio de 1861 se informó que los leones se harían de bronce, utilizando para ello los cañones tomados a los marroquíes en 1860 (2). Aunque la cosa no queda clara, parece que los leones tallados por Bellver no fueron del gusto de la comisión del Congreso por resultar demasiado pequeños. Los leones de Bellver nunca se llegaron a instalar en la puerta del Congreso y fueron comprados por el marqués de San Juan para colocarlos en la puerta de entrada al Jardín de Monforte en Valencia. El diseño de los nuevos leones de bronce corrió también a cargo de Ponzano.

Estereoscopia que corresponde a las obras del desmontaje de las farolas. Hacía 1865. Foto: Voyage en Espagne.

Hasta abril de 1864 el Ministerio de la Guerra no dio la autorización para la cesión de los ciento treinta quintales del bronce de los cañones. El día 26 de mayo de 1865 se recibió un telegrama de la fábrica de fundición de cañones de Sevilla, en la que anunciaba que el primer león ya había salido del molde tras 100 días de trabajo, siendo su  apariencia magnífica según informaban. Durante lo que restaba del año 1865 se adoptaron tres disposiciones: la primera retirar de inmediato los dos leones provisionales de yeso, la segunda quitar las farolas que estaban en el murete de la escalinata para hacer más visibles los leones y prolongar el murete para eliminar el desnivel donde se encontraban estas; y la tercera fue quitar las dos garitas que afeaban la fachada principal del Congreso.

El Congreso sin ningún león. Hacía 1866. Foto: Laurent. Memoria de Madrid.

Proclamación de Amadeo I de Saboya el día 16 de noviembre de 1870. Como vemos no había ningún león en la entrada del Congreso. Grabado: La Ilustración  Española Americana. 

A primeros de marzo de 1872 se dio la orden de terminar los leones al director de artillería. Con tanta demora el gracejo madrileño sacó múltiples chascarrillos, como: "Tardan tanto porque están criando los leones", "Cuando los transportaban se escaparon en Despeñaperros y todavía los están buscando, por eso ahora se conoce como Despeñaleones", ....

Aunque esta foto está datada en muchos sitios en 1870, realmente tiene que ser posterior a 1872 (posiblemente recién puestos los leones). Foto: Laurent (BNE).

El día 12 de abril de 1872 llegaron los leones a Madrid y se trasladaron a las puertas de Congreso para colocarlos, estando siempre cubiertos con telas. La labor no fue fácil pues cada león pesa alrededor de 2.500 kilogramos. Finalmente fueron inaugurados con toda la solemnidad el día 20 de abril de 1872.

Detalle de la inscripción. Foto: Casa Moreno. Fototeca del Patrimonio Histórico.



Palacio del Congreso de los Diputados. Hacia 1890. Foto: Levy.

Postal. Hacía 1900.

La obra fue muy bien acogida, teniendo muy magníficas críticas por su elaboración artística. El único pero que algunos sacaron fue que los leones miran hacía el exterior de la escalera, y no se sabe si es que no quieren ver al gobernante que pase por ellas y rinden pleitesía al pueblo que está a los lados, o bien vigilan a este último -si nos fijamos en la primera foto del artículo vemos que los leones de yeso miraban hacía la escalera-. Este pero hubiera sido muy fácil de solucionar cambiando a los leones de posición.

El 28 de diciembre de 1907 esta foto ocupó media página de las principales del diario ABC. Se daba cuenta con todo detalle del robo de uno de los leones, "como vemos en la fotografía". Esta broma abrió la puerta a la prensa para que el Día de los Inocentes publicaran noticias llamativas, como: que se había caído el viaducto, que debían de demoler las torres de Colón,.....

No siempre fue el Congreso de los Diputados, durante unos años (1927 a 1931), fue la Asamblea Nacional. Foto: Urbanity.

Los leones del Congreso siempre han sido motivos para fotografías y cuadros.

Y hasta aquí la historia de estos singulares leones que en cierto modo es un reflejo de la historia de nuestro país (3).
-.-.-

P.D.: Sobre este tema existen numerosos estudios que se pueden consultar para mayor información.

Autor: Ricardo Márquez
En este blog también colabora José Manuel Seseña

Notas:
1 - Así calificado por la prensa.
2 - Los cañones eran de la batalla de Was-Rad.
3.- Los datos de los Gobiernos durante este periodo son (web http://www.asmadrid.org/):
· Gobiernos liberales. Reinado de Isabel II (1833).
· I Guerra Carlista (1833-1839).
· 1835-1843 Gobs. progresistas. Regencia de Espartero. Constitución de 1837.
· 1843 Fin de la Regencia. Gob. Moderado de Narváez. Constitución de 1845.
· 1848 Levantamiento Carlista.
· 1854-1856 Bienio progresista
· 1856-1868 Gobiernos moderados de O'Donnell.
· 1868 -1870: "Revolución Gloriosa". Gobierno Provisional. Levantamiento de Cuba. Cortes Constituyentes. Constitución de 1869.
· 1870 - 1873 Reinado de Amadeo de Saboya.
· 1873 I República. Presidentes: Figueras, Pi i Margall, Salmerón y Castelar. Revolución Cantonal. III Guerra Carlista.
· 1874 Golpe de Estado del Gral. Pavía. Gobierno del Gral. Serrano.
· Pronunciamiento del Gral. Martínez Campos en Sagunto.

4 comentarios :

B.R. ,  29 de mayo de 2017, 16:08  

Muy interesante la historia de los leones del Congreso.... Me acordé de ellos viendo los cuatro que hay en el puente de las cadenas de Budapest aunque estos últimos estan en otra posición, más de descanso...pero la idea de vigilancia debe ser la misma. Por lo visto también la antigüedad se corresponde. Todos colocados en su sitio alrededor de 1850.
Un saludo,

Ricardo Márquez 29 de mayo de 2017, 20:37  

Gracias B.R. por tu comentario. Tienes toda la razón que debía de ser la moda de la época. Aunque posterior en el tiempo también están los leones del monumento a Alfonso XII, en el estanque de El Retiro que son también muy llamativos. Lo que resultando curioso es lo provisional de muchas cosas en Madrid, como la Fuente de la Puerta del Sol, la glorieta de Cuatro Caminos, Atocha,.... en fin, tantas cosas provisionales o lugares que cada dos por tres modifican.
Un abrazo.

MARIO ,  30 de mayo de 2017, 0:21  

Muy interesante, Ricardo, pero lo más atractivo para mí es la documentación gráfica, que además de mostrarnos los famosos leones nos enseña los cambios constantes del paisaje urbano.
Y por otra parte, como bien sabes, al ladito de los leones tenía la parada el autobús 9, que era el que cogía o cogíamos para venir al "centro" o volver a nuestros barrios, yo en particular a la Quinta de la Paloma. Aunque desde donde nos dejaba este autobús hasta la calle de los Tres Ochos había un buen trecho. Recuerdo perfectamente que siendo muy niño me sorprendió encontrarme a la señora Antonia, la abuela de Nono, en aquel autobús. ¡Cuántos recuerdos¡
Un fuerte abrazo para todos. MARIO

Ricardo Márquez 30 de mayo de 2017, 22:16  

Efectivamente Mario. En el curso 76-77 estuve yendo a una academia que estaba en la plaza de Canalejas a estudiar nocturno, y nuestra parada era aquella. Fue un año bastante convulso, en plena transición, pero la Carrera de San Jerónimo siempre estaba tranquila, la policía lo vigilaba, casi tanto como los leones.
Un abrazo

Publicar un comentario

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados. En ocasiones puede dar problemas la visualización de la palabra de verificación (sale la equis roja), debes de dar PUBLICAR COMENTARIO, para que la pantalla se refresque y volver a la parte de abajo donde aparecerá el texto que has puesto y una nueva palabra de verificación. Aunque no te demos una respuesta de bienvenida a tu comentario -para evitar llenar la lista de comentarios- siempre será leído y desde aquí TE LO AGRADECEMOS sinceramente.

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba